martes, 23 de marzo de 2010

El 23,33% de la población ocupada es universitaria

Hoy os presento, como parte del trabajo que realizamos en el Strategic Research Center de EAE Business School, el estudio La Empleabilidad de la Población Cualificada en el que se profundiza en el comportamiento del capital humano cualificado en el mercado laboral español y se presenta el Índice Autonómico de Empleabilidad que permite identificar cuáles son las comunidades autónomas con mayor empleabilidad y evaluar el rendimiento que tienen los programas formativos de especialización profesional, como los másters y posgrados, en la trayectoria laboral de las personas.

En España, el 20,93% de la población activa cuenta con estudios universitarios; si solo tenemos en cuenta a los ocupados, el porcentaje con estudios universitarios asciende al 23,33%. Durante el último año, los activos con estudios de posgrado han presentado una probabilidad de convertirse en parada del 0,55% y en el caso de los que tienen estudios universitarios es del 10,63%. En el último año, se han creado casi 14.000 empleos para la población con mayor nivel de formación.

Madrid es la comunidad que más población cualificada concentra, en concreto el 22,13% de los que cuentan con estudios universitarios de primer y segundo ciclo y el 27,1% de los que poseen nivel de posgrado. Cataluña concentra, en términos relativos, casi al doble de universitarios de primer y segundo ciclo (17,0%) que del colectivo con posgrado (9,55%) y Baleares es la que otorga menos importancia al capital humano con alta especialización.

En 2009, una de cada diez personas con estudios universitarios de primer y segundo ciclo estaba desempleada mientras que para los que poseían estudios de posgrado, el ratio era de uno de cada veinte. Andalucía, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Galicia experimentaron descensos en las tasas de paro de los activos con posgrado.

EL ÍNDICE AUTÓNOMICO DE EMPLEABILIDAD
En esta Investigación se ha elaborado un Índice Autonómico de Empleabilidad (IAE) que permite conocer la importancia de la formación en la carrera profesional. El IAE está elaborado a partir de seis indicadores clave: El nivel de tasa de paro; la proporción de parados de larga duración; la propensión al subempleo; la propensión a la sobre-cualificación; la distribución geográfica de los ocupados con posgrado y la importancia relativa de los ocupados con posgrado en relación al total de ocupados.

Según el Índice, las comunidades autónomas con mayores niveles de empleabilidad para la población con posgrado son Aragón, Asturias, Cataluña, Madrid y Andalucía. También con valores altos de empleabilidad se encuentran País Vasco, Comunidad Valenciana, Galicia y Cantabria.

Aragón y Asturias presentan muy buenas posiciones en sus tasas de paro, en el grado de sobre-cualificación, incidencia del paro de larga duración y la importancia relativa de los ocupados con posgrado dentro del total.

El mercado laboral madrileño destaca por presentar la primera posición en distribución geográfica de los ocupados con posgrado y en la importancia relativa de los ocupados con posgrado dentro del total. Además, se coloca en la sexta posición en materia de subempleo. La asignatura pendiente de Madrid es el grado de sobre-cualificación. Cataluña es la segunda mejor comunidad en subempleo, tercera en tasa de paro y cuarta en distribución geográfica. El único indicador en el que presenta una posición muy baja en el ranking es en la importancia relativa de los ocupados con formación de posgrado. Por su parte, el mercado de trabajo andaluz se distingue por mostrar una buena posición en materia de distribución geográfica y nivel de subempleo.

Las peores posiciones las ocupan Murcia, Baleares y Castilla y León. Murcia presenta posiciones muy bajas en el nivel de subempleo de sus ocupados y en la tasa de paro aunque consigue la sexta posición en importancia relativa de sus ocupados con posgrado.

Baleares suspende en la incidencia del paro de larga duración, distribución geográfica, subempleo e importancia relativa de los ocupados con posgrado. Por su parte, Castilla y León presenta posiciones muy bajas en el grado de sobre-cualificación de los ocupados con posgrado, nivel de tasa de paro, importancia relativa de este colectivo en su población ocupada, así como en su peso dentro de la distribución geográfica de este.

Para acceder al informe completo ingresa a www.eae.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario