miércoles, 14 de abril de 2010

La investigación de mercados, un arma de dos filos

Un concepto, mil interpretaciones
Mucho se ha escrito y se ha enseñado acerca de la investigación de mercados. Sin duda, se trata de un ejercicio básico y fundamental cuando se desea emprender negocios o realizar inversiones. Sin embargo, y aunque su importancia nos resulte muy clara y su objetivo sea inequívoco, la forma de implementar la investigación de mercados así como el tipo de respuestas que podemos obtener de la misma no siempre encuentran consenso.

Recientemente, un alumno me comento que había realizado una encuesta masiva online sin obtener grandes resultados. De igual forma, más de una vez he escuchado a algún colega de profesión quejarse amargamente de cómo los resultados obtenidos tras el análisis de la información extraída de una encuesta aplicada no coincidían con lo que esperaba encontrar.

En la mayoría de estas situaciones, el medio para aplicar el cuestionario o la forma de seleccionar a tu público encuestable tienen la culpa. Y lo peor de todo es que estos errores llevan a tomar las decisiones incorrectas, tal y como apunta Steve McKee en un reciente artículo.

El ataque de las encuestas asesinas
La mayoría de los investigadores noveles se apresuran a diseñar una encuesta y salir a la calle, llenar los buzones de spam o llamar por teléfono para aplicarla sin tomar en cuenta que más de la mitad de la información que desean obtener ya está recogida por las encuestas y productos que ofrecen de manera gratuita los institutos de estadística u otras instituciones.

Un ejemplo de estas instituciones o empresas, en materia de marcas y tendencias es Trendwatching. De forma gratuita, uno puede obtener una newsletter mensual con la que puedes mantenerte informado sobre las marcas más queridas por los consumidores y las tendencias en los servicios adicionales que deben ofrecer para mantenerse a la vanguardia.

2 comentarios:

  1. Es cierto lo que escribes; en mi paso por una conocida agencia de investigación de mercados en Madrid me di cuenta que algunas de las investigaciones cualitativas por parte de la agencia eran innecesarias, pues herramientas como facebook, twitter o un simple blog pueden proporcionar información acerca de qué piensa el consumidor de 'x' o 'y' marca, producto, spots etc y sin gasta un solo peso .. o euro !

    ResponderEliminar
  2. Bien visto. Mencionas otra fuente de información que no mencioné en el post: redes sociales. Es increíble la cantidad de información cualitativa y de primera mano que podemos obtener de estos recursos.

    ResponderEliminar