miércoles, 3 de agosto de 2011

Campaña de branding by Santander



Hace unos días el Banco Santander ha anunciado que ofrecerá moratorias hipotecarias a sus clientes en apuros… ¡Magnífico! Esto se llama refinanciación de deuda. ¿Y qué quiere decir esto exactamente? Es muy sencillo: yo, banco le presto a Vd., cliente, y Vd. me devuelve principal más intereses. Ambos ganamos, ya que Vd. lleva a cabo sus inversiones y yo saco una rentabilidad a mi dinero, al de mis accionistas y al de otros clientes. Lo malo de este negocio es que si Vd., cliente, no me paga, yo banco, pierdo mi dinero, el de mis accionistas y el de mis otros clientes, y eso, no es nada bonito. Por lo tanto, si Vd. cliente no dispone de liquidez para hacer frente al pago de la deuda que ha contraído conmigo, yo, banco, no tengo otro remedio que negociar con Vd. unas nuevas condiciones para asegurarme que se devuelva, al menos, la mayor cantidad posible de lo que se me adeuda. Esto es lo que hace, entre otras cosas, un Departamento de Collections de una entidad financiera. No es un trabajo bonito pero es clave en  el negocio bancario, sobre todo en momentos como este.
Lo que ha anunciado el Banco Santander a bombo y platillo es una práctica que se viene haciendo en el sector cada vez que hay dificultades en el cobro de un crédito. Lo que ocurre es que, al anunciarlo, lo ha convertido en una acción de marketing fantástica: calma a sus accionistas ya que muestra que busca alternativas para no perder dinero y a sus clientes ya que les dice “no se preocupe, su banco está aquí para ayudarle”, ya que tarde o temprano el mercado se recuperará y no se puede quedar mal hoy ya que no se sabe lo que pasará mañana. ¡Genial! Esta es sólo una pequeña muestra más de por qué el Banco Santander es uno de los más grandes del mundo. Por lo pronto, el BBVA ya ha salido a la palestra diciendo “nosotros no somos menos”… ¡Me encanta este sector!

No hay comentarios:

Publicar un comentario