jueves, 13 de octubre de 2011

Desinversión como la principal fuente de ingreso


De los posibles orígenes de fondos para una empresa, a saber: incrementos de capital, desinversiones, fondos generados por las operaciones, disminución de fondo de maniobra o emisión de deuda, parece que grandes empresas españolas se lanzan a por las desinversiones. De hecho, ya en el 2008, el Banco Santander se deshizo de una cantidad importantísima de inmuebles y llevó a cabo una ampliación de capital (y cuando veas las barbas del Sr. Botín pelar… No es casualidad que sea el primer banco de España, y para nuestro bien, uno de los principales del mundo). ¿Por qué están liquidando activos nuestras empresas? Veamos el resto de fuentes de captación de fondos: ¿Cómo va el negocio para las constructoras? ¿Es decir, cuanto pueden sacar como fondos generados por las operaciones? No he visto las caras de sus CFOs pero, algo me dice que han visto días mejores. Bien, ¿y el mercado bursátil, como va? Que se lo digan a nuestro gobierno, que decidió hace bien poco no sacar a la venta el 30% de Apuestas y Loterías del Estado. De acuerdo, tranquilidad, aún podemos pedir prestado a los bancos… Si, si se puede pedir a los bancos lo que haga falta, la pregunta es ¿cuánto prestan los bancos en estos momentos? ¿Y a qué tipos? Ante este panorama, parece que hay tirar de las joyas de la abuela, esas que nunca nos ponemos y que guardamos por si vienen tiempos difíciles. 

Desde que comenzó esta interesante época económica que estamos viviendo (la palabra crisis cada vez me aburre más), las empresas han utilizado cada vez en mayor medida la liquidación de activos como una fuente más de fondos, algo lógico, teniendo en cuenta como está el patio. ¿Hasta cuándo estarán las empresas liquidando activos? (eso sí, no estratégicos). Me temo que hasta que el sistema financiero no funcione de una manera adecuada, nuestras empresas (y también nuestras familias), tendrán que seguir tirando de las joyas de la abuela. Lo único malo que tiene esta vía de financiación es que las joyas, tarde o temprano, se acaban. Espero que nos queden activos para unos cuantos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario