jueves, 6 de octubre de 2011

¿Iberia Low Cost?

Es posible que Iberia anuncie hoy 6 de octubre que crea una aerolínea low cost. ¿Tiene sentido para Iberia montar esta nueva línea de negocio? En mi humilde opinión, si. Tiene todo el sentido. La marca Iberia se asocia con muy distintas cosas, sobre todo si se pregunta a diferentes personas. En lo que están todas de acuerdo es que esta es una aerolínea excelente para vuelos intercontinentales, sobre todo si el destino se encuentra en Latinoamérica. Es muy difícil ser  bueno en todo y el sector de las aerolíneas es durísimo: márgenes muy estrechos, vuelos con los que se pierde dinero y, si o si, el avión tiene que despegar, accidentes geográficos sobre los que la empresa no tiene ningún control que pueden hacer papilla tu cuenta resultados (véase volcán islandés), plantilla hiper sindicalizada que puede hacerte un roto en cualquier momento… Y por si fuera poco, el combustible es uno de los principales costes de la empresa y se tiene muy poco o ningún control sobre su precio… De hecho, es de los pocos bienes para los que no se puede hacer economías de escala. En fin, es un sector muy duro. Es además muy difícil ser muy bueno en larga distancia y en corta distancia. Entre otras cosas, porque el mismo cliente no busca lo mismo en ambos tipos de vuelo. En viajes de 3 horas o menos, por regla general, el cliente quiere que se le desplace de un punto A a un punto B en un tiempo razonable y suele dar igual si hay servicio a bordo, atención al cliente o lo que fuere, siempre y cuando se pague un precio, también razonable. En vuelos de larga distancia, lo que el cliente quiere es que el vuelo sea lo más agradable posible ya que, entre unas cosas y otras, se va a pasar el día entero entre el avión y el aeropuerto. Es decir, el driver de compra en corta distancia tira más a precio mientras que en el de larga tira más a servicio, si bien, el precio del billete es algo muy a tener en cuenta en este sector siempre.

En corta distancia, en Europa, hay aerolíneas low cost muy bien posicionadas, no sólo en precio, sino en calidad – precio. Personalmente, no veo ninguna diferencia entre volar con Vueling o EasyJet o volar con Iberia en un Madrid – Barcelona o en un Valencia – Manchester. Si que la encuentro con RyanAir, pero eso es otro cantar (prefiero no comentar la experiencia). Ha llegado un punto en el que si las grandes aerolíneas quieren hacer algo en corta distancia, tienen que competir con las low cost. Y sólo siendo otra low cost se puede competir con una. Por ello, si la intención de Iberia es hacerse un hueco en ese mercado, me parece una idea estupenda. Atrevida sí, pero buena idea. Al fin y al cabo, también tienen que diversificar, y este parece un paso absolutamente lógico. Si finalmente se deciden, sin lugar a dudas probaré la experiencia. Estoy seguro que será positivo, para los clientes, porque la oferta se ensanchará y para Iberia, que, si lo sabe hacer bien, hará seguro un buen negocio. ¡Mucha suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario