martes, 13 de diciembre de 2011

Santander vende las joyas de la abuela

A mis alumnos se lo cuento no menos de 3 veces en clase. Una empresa tiene, como principales, las siguientes vías para adquirir fondos:

-    Emisión de acciones
-    Emisión de deuda
-    Fondos Generados por las Operaciones
-    Desinversiones

La segunda y la tercera son, por lo general, las más utilizadas, según estas inversiones sean a largo o corto respectivamente. Teniendo en cuenta que hay una sequía crediticia que no se veía en 70 años, el Banco Santander lleva haciendo desinversiones desde 2008 cuando se deshizo de una parte considerable de su cartera inmobiliaria. En 2011, el banco ha continuado con una fuerte política de desinversiones, es decir, de venta de activos. El Santander, como todos los bancos europeos, necesita como el comer mejorar sus ratios, sobre todo de solvencia y liquidez (es lo que se lleva ahora). Para ello, nada mejor que las desinversiones y hacer caja. Este año ha vendido lo siguiente:

-    51% del negocio de seguros en Brasil, México, Argentina y Uruguay = 1.248 millones de euros
-    Venta del 9,7% de su filial chilena, el primer banco del país, en dos tiempos = 919 millones de euros
-    Venta del negocio en Colombia = 915 millones de euros

Con estas desinversiones, el banco ha sacado 3.082 millones de euros. Además de esto, en EEUU amplió capital, con lo que el banco ingresó 860 millones de euros, es decir, que entre emisión de acciones y liquidaciones ha sacado prácticamente 4.000 millones de euros.

¿Por qué está el Santander haciendo estas operaciones? Necesita capital, es evidente, y lo necesita ya, como todos los bancos. Hay que mejorar como sea los ratios de solvencia y liquidez, y para eso, a veces hay que vender las joyas de la abuela. Muchos analistas creen que se equivoca en esta estrategia, como por ejemplo Barclays, que sólo como apunte, ha sido el único banco en Reino Unido que no ha tenido que ser intervenido. Sin embargo, Fitch, la celebérrima agencia de rating, considera que va por el camino correcto. Y esto es lo que me preocupa, ya que si no recuerdo mal, el rating de Lehman Brothers era de AA o A2, 48 horas antes de quebrar… Desde luego, no creo que Santander esté como Lehman, ni muchísimo menos; es un bancazo que me encanta y que seguro saldrá fortalecidísimo. Lo que me preocupa es que las agencias de rating, que han demostrado en esta crisis su capacidad de análisis y sobre todo de previsión de lo que puede ocurrir, aplaudan las medidas del banco.

En fin, si algo nos ha demostrado esta crisis es que es mejor confiar en nuestra propia opinión que en la de una agencia de rating, así que, que cada uno saque sus conclusiones. A fecha de hoy, sigo creyendo que el Santander saldrá de esta. Buena suerte en su búsqueda de fondos Sres. Del Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario