viernes, 14 de junio de 2013

C3PO, ¡una de sushi!

Lo que hay que ver, puede que los camareros tal y como los conocemos hoy pasen a la historia. Un restaurante de sushi de Londres acaba de poner en marcha un sistema por el cual, a través de un ipad, el cliente hace su pedido y un androide (es decir, un robot) con aspecto poco humanoide le hace llegar su pedido. En el cine ya hemos visto muchos ejemplo, recuerdo que en la película "Yo robot" salen Will Smith y su jefe tomando una cerveza en un bar atendidos por un dron y, personalmente, no me pareció un futuro muy lejano.

Recuerdo que en la película, el protagonista se quejaba de la cantidad de empleos que habían destruido los drones, y estoy totalmente de acuerdo, creo que cuando ese día llegue muchas serán las empresas que se plantearán reducir personal y cambiarlo por drones. Yo personalmente considero que las aplicaciones son enormes.


¿Qué sectores serán más afectados? Todos aquellos en los que el personal no sea el driver de compra, por ejemplo, en comida rápida o en distribución, un tipo de personal como los reponedores y cajeros, etc. Pero, ¿por qué cambiar personas por drones? Suena muy duro, pero desde el punto de vista financiero, las ventajas son muchas:

- No hay que dar de alta en Seguridad Social al dron (un enorme ahorro).
- Si cierro el negocio, en lugar de tener que pagar despidos, si tengo al dron en propiedad lo puedo vender y reducir costes de liquidación.
- El dron no se pone malo, si se estropea, tendré un contrato de servicio que me arregla el dron o me lo repone (siendo este un gasto deducible además).
- El dron no tiene días buenos ni días malos, simplemente hace su función.
- Cada tres años, cambio de dron por uno nuevo, ya que así lo marca mi contrato, y con eso, estoy modernizando mi empresa (también es deducible).
-  Si no estoy contento con el dron, me ponen uno nuevo sin gastos de despido.
- El dron no tiene derechos adquiridos.

Lo sé, suena a película futurista, pero pensemos por un segundo las enormes aplicaciones de este sector al que aún le queda mucho. Sé que las razones que he esgrimido no son muy humanas, pero financieramente tienen mucho sentido. La pregunta es, si llega el día en que los drones sean una realidad ¿qué haremos con toda esa masa de población activa que se verá profesionalmente sustituida? A los que os guste escribir guiones y novelas, aquí tenéis un tema. Para los amantes de la tecnología, aquí tenéis un proyecto. Sólo os hago una petición, diseñad algo parecido a C3PO. Que la fuerza os acompañe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario