martes, 18 de septiembre de 2012

H&M y el riesgo divisa



A H&M las cosas se le dieron bastante bien durante el pasado mes de agosto, con un incremento de la facturación del 6% respecto a 2011. Sin embargo, en el momento de consolidar esas ventas en corona sueca, se produjo una bajada en ventas del 4%. ¿Cómo es esto posible? Muy sencillo, por el riesgo divisa, un enemigo invisible pero real y despiadado, con el que las grandes corporaciones han aprendido a convivir desde hace ya muchos años, y al que el euro iba a hacer frente… 

Cuando trabajé en Saint-Gobain, precisamente en el departamento de consolidación, me encontraba con este problema a diario. Cuando se gestiona una empresa que está presente en una enorme cantidad de mercados, cada uno con una moneda diferente, se hace necesario entender que habrá años en los que, aunque mejore el negocio en alguna de las filiales, las cifras totales de la empresa no tienen por qué verse mejoradas en la misma proporción. El riesgo cambiario o riesgo divisa juega a veces a tu favor, y a veces en contra. 

En el caso de H&M que comentamos hoy, lo que ha sucedido es que la corona sueca se ha apreciado, y mucho, frente a otras divisas (sobre todo el euro) en los últimos meses, ya que la desconfianza en la zona euro se ha implantado del todo, y los capitales buscan refugio en divisas que generen confianza, como es el caso de la corona sueca. Lo que eso ha supuesto, es que, el dinero que han sacado en otros mercados “cunde menos”. Esto supone un gran reto para H&M, ya que al consolidar en euros, para tener un aumento “real” en facturación, no sólo deben vender más que en periodos anteriores, sino que deben vender mucho más, para suplir el agujero que el riesgo cambiario les está ocasionando. 

Sin embargo, no todo es malo, la parte positiva es que, al ser los ingresos más bajos al cambiarlos en coronas, el pago de impuestos debería ser a su vez más moderado, al menos en Suecia. Sea como fuere, empresas de Suecia, Noruega, Dinamarca o Suiza van a tener que lidiar los próximos años con un riesgo cambiario que, sin duda, jugará en su contra, sobre todo para aquellas para las que la zona euro suponga una parte importante de su cuenta de resultados, como es el caso de H&M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario