martes, 9 de octubre de 2012

La guerra del pasivo llega a las cuentas nómina



La guerra del pasivo se está prolongando ya tanto que se ha convertido en una auténtica guerra de trincheras, en la que se lucha calle por calle, y ahí están las sucursales, peleando por llevarse el mayor número de nóminas de su zona. Los depósitos siguen siendo otro caballo de batalla importante y por el que se sigue luchando a cara de perro. El problema es que son ya muchos españoles los que han perdido la confianza en su banco de siempre y, hasta que no se reestructure el sector y se cierre definitivamente el rescate a España, me temo que la cosa y el sentir de los clientes no cambiará. 

Mi consejo en este momento es dejarse querer y escuchar la mejor oferta posible, como decía un señor que vendía detergentes: busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario