martes, 19 de marzo de 2013

¿El iPhone se queda atrás?



Los que me conocen saben que no me gusta la tecnología, al menos como inversión. Siempre me encuentro algún ingeniero, que sabe de ingeniera pero no tiene ni idea de invertir ni de finanzas, que me contesta: ¿cómo es eso posible si la tecnología es imprescindible para el progreso? Bueno, porque el progreso puede ser rentable sólo en el corto plazo y a veces en el largo plazo. 


Recuerdo cuando estudiaba la carrera cómo un profesor me decía que el mundo es de los visionarios. Citando siempre la frase que el Presidente de un banco de Oregón comentó a la junta de accionistas y a sus principales clientes en la última década del S. XIX “el coche es una mera extravagancia, el caballo vino para quedarse”, ya que no recomendaba a sus clientes invertir en la industria del motor. Parece evidente más de un siglo después que se equivocaba de una manera clamorosa. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con las inversiones que se llevan a cabo en cualquier compañía tecnológica, y la industria del motor en el s. XIX era el equivalente a la tecnología de nuestros días.


Somos producto de nuestras vivencias y de nuestras experiencias, eso es algo muy difícil de cambiar, y en mi caso, viví la burbuja de las .com y recuerdo lo que aprendí al invertir en tecnología. También recuerdo cuando Nokia era el rey de los teléfonos móviles y cuando lo era Apple… Y cuando Apple era una marca para frikis y extraterrestres…
El CEO de Blackberry (recuerdo también cuando eran los reyes del mambo) ha dicho esta semana que el iPhone está anticuado… Lo cierto es que no sé si está anticuado o no, pero quien le está haciendo mucho daño no es Blackberry, precisamente (que va a tener que ponerse las pilas pero bien), si no Samsung… Quién lo iba a decir, pero se hanpuesto a hacer teléfonos y el Galaxy está machacando a los señores de lamanzana, que desde luego piensan contraatacar, aunque se lo van a tener que trabajar bien, con muchas ganas. Estoy de acuerdo con este señor, creo que el iPhone se ha quedado anticuado y que los señores de Samsung se están haciendo con el mercado a toda velocidad… ¿Tendrán tiempo de reaccionar los señores de California? Tengo muchas ganas de verlo.


Termino este post recordando al maestro Buffet (que toma su energía de beber Coca – Cola y no de la fuerza, como el maestro Yoda), hay que invertir en empresas que respondan positivamente a las siguientes preguntas:

1º.- ¿Entiendo el negocio? ¿Sé como ganan dinero estos señores?
2º.- ¿Me fío del equipo gestor? ¿Tanto como confiarles mi dinero?
3º.- ¿Creo que la empresa seguirá funcionando 100 años?
4º.- ¿Está a buen precio?

Y el problema, al menos para mí en las tecnológicas, está en la pregunta 3… ¿Cómo puedo pensar que Apple seguirá liderando el sector de los teléfonos móviles dentro de 5 años, si, en el año 2002 estaba prácticamente defenestrada? ¿Y Samsung? ¿Desde cuándo fabrica esta gente móviles? Hay otras empresas para las que veo mayor posibilidad de durar 100 años, como Citi, Telefónica, Mercedes Benz, VW, Santander o GE, aunque nunca se sabe, y, seremos pocos los que vivamos 100 años. No me cansaré de decirlo, cuidado con invertir en tecnológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario