martes, 12 de marzo de 2013

Los españoles somos competitivos, y mucho


Llevo escuchando que los profesionales españoles y que nuestra no es competitiva desde que comenzase mis estudios en la universidad allá a finales del S. XX… Y nunca he podido estar más en desacuerdo. Veamos por qué creo que un profesional español es tremendamente competitivo, desde luego más que muchos europeos (y he trabajado además de en España, en Francia y Reino Unido):


1º.- Somos baratísimos: incluso durante el boom, el español era barato, ahora sencillamente estamos a precio de saldo, si nos comparamos con europeos, sea cual sea la profesión y el nivel de estudios.

2º.- Tenemos un nivel formativo relativamente aceptable: en otros países de la OCDE, no hay tantos eruditos como nos han querido hacer ver, de hecho, tenemos ingenieros, médicos, farmacéuticos o economistas que son de lo mejor que hay en el mundo.

3º.- Trabajamos como leones: la cantidad de horas que trabajamos en España no se trabajan prácticamente en ningún país europeo, si bien, siempre hay excepciones en cuanto a determinados sectores.

4º.- Somos muy flexibles: trabajando fuera, me he dado cuenta de que somos muchísimo más flexibles que de lo que pensamos, y no es sólo que tengamos una mayor capacidad de improvisación, algo que, comparándonos con centroeuropeos y nórdicos, no hace falta demostrar, además, tenemos mayor capacidad de adaptarnos a los cambios.




Bien, hoy estoy feliz de decir que esta impresión que he tenido durante muchos años es toda una realidad constatada y constatable por la OCDE, eso sí, sólo para empresas de al menos 50 empleados. Las empresas españolas de 50 a 250 empleados son igual de competitivas que las alemanas y más que las británicas. Las empresas españolas con más de 250 empleados son más competitivas que las británicas, pero también están por encima de las alemanas. Entonces, ¿por qué nuestra economía es menos competitiva? 

Y he aquí el problema, nuestra queridas pymes están hechas polvo… Las empresas con menos de 50 empleados, el grueso de nuestra economía, son sensiblemente menos competitivas que las de nuestros socios europeos. Moraleja: alguien debería interesarse por las pymes y sus necesidades… Todo parece indicar que la competitividad de estas empresas mejorase, también lo haría la economía… Yo, lo dejo caer, por si alguien quiere tomar nota. Y no miro a nadie…

No hay comentarios:

Publicar un comentario