jueves, 16 de enero de 2014

El FMI prevé prosperidad y crecimiento.

El Fondo Monetario Internacional por boca de su Directora, Christine Lagarde, ha anunciado esta semana que nos esperan, junto con el año 2014, 7 años de vacas gordas. ¿Por qué dice esto ahora el Fondo Monetario Internacional? Es evidente que los años de oscuridad han llegado a su fin, ¿y cuánto ha durado este tiempo de tinieblas? Desde el tercer trimestre de 2007 al tercer trimestre de 2013, aproximadamente. 

En el caso de España, el punto de inflexión fue septiembre de 2008, cuando cayó el todopoderoso Lehman Brothers. Lo peor para España es que, si bien lo peor ha pasado, la recuperación real no llegará hasta el año 2015. ¿Por qué digo esto? El año 2013 fue el último de estos terribles cinco años por los que ha pasado la economía española, con una tasa de decrecimiento del 1,3%. La verdad es que España ha destruido riqueza los últimos 5 años a un ritmo fortísimo.


¿Qué podemos esperar en el año 2014? Lo más probable es que la economía española crezca un 0,4%. Habrá quien piense que es poco, y lo cierto es que no siendo una tasa que pueda causar emoción, desde luego es una cifra que nos gustaría haber registrado en los años 2012 y 2013. Lo que supone un crecimiento para esta año del 0,4% es romper esta tendencia a la baja. ¿Será suficiente para crear empleo? Lo cierto es que la economía necesita crecer a un nivel del 1% para empezar a generar empleo neto, si bien es cierto que la etapa de destrucción masiva de empleo ha terminado ya.

¿Y el año 2015? El año 2015 será muy buen año para la economía española. ¿Por qué? Nuestras previsiones para el año 2015 son de un crecimiento de la economía del 1,4%, suficiente para crear empleo. A esto hay que añadir que el sistema financiero español estará totalmente saneado y en pleno funcionamiento, con unos tipos de interés bajos, una economía española muy competitiva en precios, y unas exportaciones que seguirán creciendo.


¿Qué ocurrirá en el año 2016? Seguramente la economía española crezca en torno a un 1,9%, con una generación de empleo muy fuerte ya, y con todos los agentes económicos funcionando perfectamente bien, si bien es cierto que la deuda tanto del Estado como de las familias y empresas seguirá siendo fuerte, comenzará a disminuir con fuerza, en cuanto al conjunto de la economía.

¿Qué ocurrirá en el 2017? Este será otro punto de inflexión ya que este será el año en el que la burbuja inmobiliaria brasileña estallará, y con ella, su burbuja crediticia, lo que supondrá un impacto negativo fortísimo para todas las economías emergentes, sobre todo para las grandes, Brasil, China e India principalmente. Esto lo que producirá es un movimiento en masa de dinero desde países emergentes a países industrializados clásicos, como sería EEUU, Canadá y los grandes de la Unión Europea. Y ahí estará el reto y el posible comienzo de una nueva burbuja, si los bancos centrales no tienen el arrojo suficiente de hacer lo que tienen que hacer, controlar los niveles de inflación y la estabilidad de los bancos que supervisan. Lo más probable es que sea en 2017 cuando se produzcan las subidas de tipos de interés más fuertes, si bien estos comenzarán a subir a partir del segundo trimestre de 2016.

¿Durará este crecimiento 7 años como dice Christine Lagarde? Lo más probable es que dure lo que queda de década, ¿y después? Es demasiado temprano para hacer previsiones, lo que es seguro es que los próximos años serán mejores que los que hemos dejado atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario