martes, 14 de enero de 2014

La fortaleza del dólar en 2014

No son pocos los analistas que piensan que el dólar se va a recuperar este año. Entre ellos se encuentra Matthew Lynn, con quien debo confesar, discrepo en algunos puntos. Los motivos, por los que este y otros analistas esgrimen que 2014 será el año del dólar, son los siguientes:
  • El euro se debilitará debido a que las economías francesa y alemana pierden fuelle y, a que aún queda para las economías periféricas se recuperen.
  • EEUU será la economía occidental que más crezca en 2014.
  • El conflicto en Siria puede tener efectos negativos en el mercado de divisas.
  • Los países emergentes más relevantes comienzan a perder energía.
A continuación me gustaría analizar estas hipótesis punto por punto:

1.- El año 2014 y el euro: las economías francesa y alemana seguramente pasen por un año plano, pero desde luego, no creo que vaya a ser negativo y su capacidad exportadora está fuera de toda duda. De hecho, considero que seguirán siendo claves para seguir dotando de estabilidad a la zona euro.

2.- Lo peor para los países periféricos de la zona euro pasó en el verano del año 2012. De hecho, a partir de 2014 vendrán años de crecimiento económico para Italia, España, Irlanda y la situación mejorará en Portugal. Grecia seguirá siendo un agujero negro que, por desgracia, tardará en solucionarse años y lo más probable es que lleve lo que queda de la presente década. En conclusión, esta recuperación de los periféricos ayudará y mucho a Francia y sobre todo a Alemania.

3.- EEUU será seguramente la economía que más crezca en el año 2014, eso es muy probable, y sin duda eso hará que la demanda de dólares aumente. Reconozco que en este punto, el Sr. Lynn y otros analistas tienen mucha razón.


4.- El conflicto en Siria: Personalmente me preocupa mucho más la situación de Egipto ya que controla el canal de Suez y esto puede tener un impacto muy relevante en el precio del petróleo. El hecho de que haya conflictos importantes a nivel mundial suele tener como efecto que aumente la demanda de dólares, aunque también de libra esterlina, franco suizo y de euro, por lo que habrá que ver qué posible efecto puede tener en el intercambio euro – dólar.


5.- Los países emergente comienzan a perder fuelle: Teniendo en cuenta que buena parte de su PIB se basa en la exportación a EEUU y Europa, es muy posible que este año mejore la situación debido a las mejoras económicas, tanto en Europa como en EEUU.


Personalmente, creo que faltan muchas cosas por estudiar y que se da poca relevancia a países de Latinoamérica que tienen mucho que decir en estos momentos en los mercados globales, como puede ser los casos de México, Colombia, Perú o Brasil. Si estas economías siguen creciendo, que seguirán haciéndolo, lo más probable es que la demanda de dólares se incremente como forma de ahorro, y en mi humilde opinión esto puede tener mayor efecto al alza en el precio del dólar que el conflicto en Siria.


Mi conclusión es la siguiente: estoy de acuerdo, el dólar verá como sube su precio este año, básicamente porque la tormenta ya ha pasado y los inversores ven incrementada su confianza en el dólar. Eso sí, eso no tiene por qué suponer que el euro pierda mucho terreno frente al dólar, ni mucho menos que eso sea malo. 

De hecho, lo que más interesa a la zona euro es una divisa algo más débil. ¿Por qué? Para ganar competitividad y ser capaces de vender más en mercados emergentes, que es donde se corta el bacalao en estos momentos y en el propio EEUU. Los empresarios españoles lo saben bien, la recuperación y el crecimiento económico capaz de generar empleo vendrán por las exportaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario