jueves, 29 de noviembre de 2012

¿Qué será de James Bond?

James no sería lo que es sin sus trajes, pero sobre todo sin su Aston Martín, el súper deportivo más elegante jamás diseñado, una obra maestra de la ingeniería británica que muestra el esplendor de lo que un día fue el imperio más grande del mundo… En fin, qué tiempos aquellos. Hace ya mucho que Aston Martin no es una firma británica, ya que Ford la tuvo en su cartera durante muchos años, sin embargo, la vendió a dos fondos de Kuwait en el año 2008, cuando se comenzaba a vislumbrar lo que estaba por llegar y la que se nos venía encima. Pues bien, ahora vuelve a estar a la venta y le han salido dos novias: Mahindra e InvestIndustrial. Los primeros son un auténtico gigante en la fabricación de tractores que provienen de la India, con ganas y mucho dinero, y quieren hacerse un hueco en Europa. Los segundos son muy conocidos en el sector del motor, de hecho, hace unos meses vendieron Ducati a VW y tienen liquidez para hacer frente a la operación.


Será esta una batalla muy dura y muy interesante. Ya hemos visto lo que ocurre cuando se alía capital indio con know how británico con lo sucedido con Tata al adquirir Jaguar y Land Rover. Ambas marcas no han hecho más que tirar hacia arriba y con fuerza que no mostraban desde hace muchos años. Sea como fuere, parece que James Bond puede estar muy tranquilo, ya que se seguirán produciendo los súper deportivos más elegantes jamás diseñados. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario