martes, 8 de enero de 2013

¿Buscar piso? Está de enhorabuena


Mi más sincera enhorabuena a todos aquellos que quieran comprar una propiedad inmobiliaria. Enhorabuena, y, paciencia, mucha paciencia. ¿Por qué digo esto? Muy sencillo, el sector inmobiliario aún tiene que ver caer aún más sus precios bastante más. Veamos por qué:

1.- Hay exceso de oferta: cuando hay exceso de oferta, los precios deben bajar para que esta se adecúe a la demanda, simple y llanamente, no hay que ser ningún gurú para entender esto.

2.- No hay crédito: la gran mayoría de las operaciones de compra – venta de inmuebles se llevan a cabo vía apalancamiento, es decir, es necesario que alguien (por ejemplo, un banco) financie la operación. Hoy por hoy, los bancos no dan crédito, y teniendo en cuenta que el proceso de concentración bancario no ha terminado y que, Dios, el Ministerio de Economía, Banco de España, y Banco Central Europeo mediante, terminará en 2013, todo indica que este año, tampoco habrá mucho crédito, al menos para vivienda.

3.- Los ingresos están menguando: los ingresos de las clases medias están sufriendo de una manera muy severa, luego, la adquisición de un activo como un inmueble es algo sencillamente no planteable en este momento.

4.- Perspectivas no muy alentadoras: familias y empresas no basan sus decisiones de consumo o inversión en función de lo que tienen hoy, lo hacen en función de lo que esperan ganar en un futuro inmediato. Teniendo en cuenta que lo esperado para un futuro inmediato es de todo menos alentador, una inversión como la adquisición de un bien inmueble, se retrasa a tiempos más benévolos.

5.- Beneficios fiscales desaparecidos: no sólo no están si no que como decía la canción “hoy podrás beber y lamentar que ya no volverán”. Adiós desgravación, se va como una novia que ya no quiere volverte a ver pero dice aquello de “siempre podemos ser amigos”… Esta nueva medida, junto con la subida del IVA supone que el precio haya subido significativamente… ¿El precio? Perdón, he dicho mal, el coste… El precio tendrá  que bajar, ya que si no, no se venderá el inmueble.



Conclusión: para todos aquellos que dispongan de liquidez suficiente, bien sea a través de recursos propios, bien sea a través de un crédito (con condiciones para seres humanos, no para seres de otro planeta con súper poderes), podrán adquirir activos inmobiliarios a precios más  que interesantes. ¿Hay prisa? Ninguna. Que nadie se agobie, las casas no pueden exportarse, así que, ahí seguirán unos cuantos meses más… Y años… Este es el momento de mirar con calma y con tranquilidad, y, como decía aquel anuncio de televisión, “busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario