jueves, 31 de enero de 2013

Por qué no despega el sector inmobiliario español



Leo en la prensa: “el número de hipotecas de viviendas se desploma un 31,6% en noviembre”. Lo cierto es que desde que todo esto comenzara, hace ya casi seis años, la concesión de hipotecas ha caído. Evidentemente, estas han caído porque los bancos están hechos papilla (bueno, las antiguas cajas, la verdad) y éstas han arrastrado a nuestros bancos, y al haber menos liquidez se conceden menos préstamos. Hasta ahí, estoy de acuerdo. Sin embargo hay otro problema, en mi opinión aún más grave, y es de mentalidad. Me temo que aquellos que tienen los activos inmobiliarios en su poder no tienen ninguna gana de realizar el ajuste que hay que hacer, es decir, hay cero intención de bajar precios, y aquí, son los bancos los que más tienen que decir, aunque no sólo los bancos, también los particulares. 

Veamos por qué digo esto. Según fuentes de El Economista, la situación del mercado hipotecario en España, al comparar noviembre 2012 con noviembre 2011 es la siguiente:




Es decir, que cae de una manera muy significativa la concesión de hipotecas, pero muy poco el importe medio de las mismas. ¿Por qué? En mi humilde opinión, por un tema muy sencillo: el precio real apenas ha caído. Lo voy a repetir: Los precios de los inmuebles en España, teniendo en cuenta la que está cayendo, apenas han caído. Si algo no se vende a un precio es porque no puede venderse a ese precio y punto, no hay que darle más vueltas. Si el precio de la vivienda bajase mañana un 30%, estoy convencido de que el número de hipotecas concedidas crecería y el importe medio caería… Trataré de decir esto de una manera clara y directa: Hasta que no haya un ajuste real y significativo en el precio de los inmuebles en España, este sector no saldrá adelante y en mi opinión, el ajuste debe ser del 30% en lo que queda de crisis, es decir, en 2013 y 2014 con un estancamiento en el precio para los años 2015 y 2016 y un ligero repunte en 2017, sobre todo después del verano que se hará más agudo en el periodo 2018 - 2022. 

Lo que no puede ser, no puede ser, y no puede ser que, con casi 6.000.000 de parados, el importe medio de las hipotecas en el último año haya caído un 6%. Para aquellos que de verdad quieran vender su inmueble antes de 2015 – 2016, bajen precio, y este mensaje es aplicable a particulares y sobre todo a bancos y a la Sareb, que habrá que ver cómo termina esto y si de verdad hace lo que tiene que hacer, que es sanear de una vez los bancos y dinamizar el mercado inmobiliario. Para el primer objetivo ya han fichado a grandes estrellas, para el segundo no hace falta ningún gurú, bajen precio de los inmuebles a valor de mercado real (insisto, el de verdad) y verán como esto empieza a moverse.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario