jueves, 14 de febrero de 2013

Morgan Stanley y Barclays, dos puntos de vista muy diferentes



Más de una vez he oído “todos los bancos son iguales”, no puedo estar más en desacuerdo. Cada banco es un mundo aparte, con sus ideas y sus objetivos. Las diferencias pueden ser tan grandes como las mostradas por Morgan Stanley y Barclays. Mientras que los americanos ven a España como un lugar en el que llevar a cabo inversiones, los británicos creen que ha llegado el momento de reestructurarse. Veamos:

Morgan Stanley: Los americanos ven a España como la futura Alemania. Mi pregunta es ¿y eso, cuándo se va a producir? y de producirse ¿en qué se parecerá España a Alemania?. Hay muchas cosas de Alemania que me encantarían para España, y otras cuantas que no las quiero ver ni en pintura, pero eso es algo personal. Lo que creo que quieren decir estos señores, es que, cuando el proceso de ajuste haya terminado en la economía española (queda menos de lo que hemos dejado atrás, esa es mi opinión), habrá grandísimas oportunidades aquí, principalmente porque los precios serán muy competitivos, y tras una destrucción como la que aún estamos viviendo, habrá muchas posibilidades de crecimiento, en cuanto se restaure el crédito, claro, entiendo como tal, la confianza en España y el financiero. No hay que olvidar que España está entre las 15 economías más grandes del mundo, y era la 9ª antes de que esto empezara, amén de ser la cuarta economía de la UE y la tercera de la zona euro. Por tanto, estoy de acuerdo con estos señores pero no veo que estas oportunidades existan hasta el 2015 aproximadamente, y serán muy palpables, en mi opinión, a partir del segundo trimestre de 2017.


Barclays: No pasan por sus mejores días, pero recuerdo fue el único de los grandes bancos británicos (Gran Bretaña sigue existiendo como tal a día de hoy) que no necesitó el rescate preparado por Gordon Brown cuando se colapso la City entera allá por 2008. Eso sí, ha tomado la decisión de reinventarse, ya que, el panorama, no pinta muy bien en Europa, donde es un banco muy potente, y me parece que el 2015 – 2017 les pilla algo lejos, y buscan movimientos más tácticos que estratégicos… Lo que han decidido para España, para su banca minorista es convertirse en un banco de nicho dirigiéndose a clientes con ingresos de 5.000€ mensuales. Consecuencia: hay que adecuar el tamaño de la red a este objetivo. Se va a reducir la plantilla en un 30%, o lo que es lo mismo, 1.100 trabajadores y el 37% de las sucursales, es decir, aproximadamente 160. Estos movimientos de reducción de sucursales lo están llevando a cabo todos los bancos en España, siendo 2013 el año más sangrante en lo que a estas reestructuraciones se refiere. Seguramente en 2014, todos sepamos a qué estamos jugando y con qué recursos, pero este año viene con curvas, al menos a este respecto.


Es decir, que me temo que Morgan Stanley es algo más optimista que Barclays, porque mientras que para los bancos americanos lo peor pasó ya hace tiempo, para los europeos queda aún un trago amargo que digerir. Seguro que en Barclays comparten la opinión de Morgan Stanley, España será Alemania algún día, pero hasta que eso ocurra, han preferido aligerar peso, por si acaso.  

Como antiguo empleado de banca que soy, desde aquí, me gustaría mandar mucho ánimo a todas las personas que trabajan en el sector financiero en España, estén en la empresa en la que estén. Mucha suerte a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario