miércoles, 27 de marzo de 2013

Bentley, todo un señor de 100 millones de euros



Cada uno es como es, y tiene que haber de todo en la viña del Señor. Los hay que fueron llamados para la jardinería, otros para la pintura, los hay generosos, dadivosos y altruistas, y luego hay personas extrañas como yo a los que nos encanta el lujo... Que le vamos a hacer, cada uno debe llevar su cruz de la mejor manera que pueda. Yo llevo la mía entre lágrimas por no poder conducir mi Bentley... Todavía... Todo se andará, y sé que Dios mediante, más temprano que tarde los caminos de mi Bentley y el mío se cruzarán.




Hasta entonces, (y eso que yo soy más de Aston Martin, pero sufro y me adapto a Bentley, para que veáis que soy muy flexible) vamos a echar un repaso al cambiazo que ha pegado la marca con los alemanes (las cosas como son, estos teutones saben de coches) de Volkswagen. La empresa, Bentley, ha pasado de un beneficio neto de 8 millones en 2011 a 100 millones en 2012 (recomiendo encarecidamente a mis queridos amigos alemanes que hagan en cualquier caso una buena auditoría a sus cuentas porque pueden llevarse alguna sorpresa, ya sabemos la exactitud que tiene la contabilidad)... Si la contabilidad está bien no tengo palabras... Ya me gustaría que hubiera pasado lo mismo con mi cuenta corriente... Quizá eso explique por qué no tengo un Bentley... Aún. 

La facturación creció un 30% entre 2011 y 2012 llegando a los 1.453 millones de euros, es decir, que han conseguido un margen neto sobre ventas del 6,88%. No está nada mal para tratarse de coches, claro que el lujo es otra liga. Su cuota de mercado de coches de lujo llegó al 20% habiendo matriculado en 2012 8.510 vehículos. 2013 no podía haber empezado mejor, con un crecimiento de las ventas en enero y febrero del 39,5% respecto al mismo periodo del año anterior.
 Ayy... Espero hacer el próximo post sobre Bentley comentado mi experiencia como propietario, hasta entonces, enhorabuena señores de Volkswagen, todo parece indicar que están Vds. haciendo muy buen trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario