martes, 16 de abril de 2013

A H&M le sale muy caro el mal tiempo



Cuando a H&M parecía que le sonreían las cosas, tras diez meses consecutivos de subidas de ventas, llega el mes de marzo con sus nubes y sus fríos y hace que sus ventas caigan nada más y nada menos que un 4%, eso sí que es estacionalidad en las ventas y lo demás son tonterías. 

Lo cierto es que es una caída sensible pero ha sido sólo en un mes. Lo más normal es que, si en el mes de abril y en mayo hace el tiempo que se espera haga en la primavera (en aquellos países en los que es primavera, claro), las ventas se recuperen, porque al menos en España con el tiempazo que está haciendo desde el viernes pasado, no apetece nada seguir llevando ropa de invierno, y eso anima y mucho a acercase a una tienda y comprar algo de temporada.


 
Lo cierto es que este es un buenísimo ejemplo de un negocio de temporada, como es el textil, con unos márgenes muy elevados y con muchísimo glamour (me encanta este sector), pero durísimo y que sufre muchísimo, como si de un negocio agrícola se tratase cuando no hace el tiempo que se espera para cada estación. Esperemos, por el bien de este y de otros negocios de temporada que esta primavera tengamos tiempo primaveral y que este verano haga el calor que tiene que hacer. Por lo pronto, fabricantes, distribuidores e instaladores de aires acondicionados se están frotando las manos con el tiempo que está haciendo en España… Si hace así de bueno a mediados de abril, ¡Cómo estaremos en junio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario