jueves, 4 de abril de 2013

El “no” del Banco Santander


El Sr. Botín, Presidente del Banco Santander, primer banco de España y uno de los más importantes del mundo, ha dicho esta semana que no está de acuerdo en que el Fondo de Garantía de Depósitos de liquidez a las entidades nacionalizadas para que estas resuelvan su agujero con las preferentes. Son muchos los alumnos que me han preguntado estos días, mi opinión sobre la negativa de Emilio Botín. No puedo estar más de acuerdo. ¿Por qué digo esto?

1.     Muchos de los accionistas del Banco Santander son contribuyentes españoles. Como tales, ya han participado en el rescate de estas entidades y no han recibido NADA a cambio, repito, tal y como dirían nuestros amigos de Evax, N – A – D – A, ¡NADA! Bien, pero es que, ahora, además, como accionistas del Santander (o de cualquier otro banco sano), tienen que pagar otra vez. ¿Por qué tienen que pagar justos por pecadores? No veo por qué tienen ahora los bancos sanos que verse en la obligación de pagar el pato de las preferentes de otros que lo hicieron aún peor que ellos. Lo cierto es que lo de las preferentes es de absoluta vergüenza, pero daré mi opinión al respecto más adelante.

2.      El Fondo de Garantía de Depósitos está para garantizar los depósitos de todos los bancos con licencia de banco nacional, sea este banco español o extranjero, por cliente y banco, hasta los 100.000€. No mezclemos churras con merinas, si el FGD está para cubrir los depósitos, está para cubrir los depósitos, no las preferentes.


Es decir, esta medida me parece un ataque directo a los intereses de los accionistas de los bancos sanos y también de sus ahorradores, ya que está tomando parte de la garantía que cubren sus productos para tapar otro agujero. Y ahora voy a la cuestión de las preferentes y a lo que me parece. ¿Cómo es posible que entidades nacionalizadas estén haciendo quitas en sus preferentes? Pero, ¿dónde estamos llegando? Es decir, ¿que siendo tenedor de preferentes de una entidad nacionalizada (no quiero dar nombres para no herir sensibilidades), y contribuyente español, con MI dinero, insisto MI dinero, rescatan estas entidades, y ahora habiendo puesto YO MI dinero, no me devuelven MI dinero invertido en un producto de estas entidades? Entiendo que, como mayores de edad, somos responsables de nuestros actos y si he llevado a cabo una decisión de inversión desafortunada, soy directamente responsable (habría que ver en qué porcentaje, pero tengo cierta responsabilidad porque he firmado), pero que tomen mi dinero, se lo den a aquellos que me han vendido una castaña pilonga, y que luego estos no me paguen lo mío, es sencillamente inaudito.

En mi opinión, ya que España tiene una línea de crédito de 100.000 millones de euros de los cuales se van a utilizar 45.000, que de esta línea salga lo necesario para las preferentes y se prohíba por siempre jamás la emisión de productos semejantes. O eso, o que a partir de mañana sean los tenedores de preferentes quienes se sienten en los Consejos de Administración de las entidades nacionalizadas, por turnos, y que sea lo que Dios quiera, pero robar a los contribuyentes no, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario