martes, 17 de septiembre de 2013

Volkswagen acelera.

Volkswagen ha aumentado sus ventas a nivel mundial un 4,5% en los primeros 8 meses de 2013. Me parecen unas cifras buenísimas, vendiendo en este periodo unos 6,17 millones de unidades en todo el mundo. Cifras aplicadas a nivel grupo.


 
Hay que recordar el enorme potencial que tiene Volkswagen, no sólo como marca individual, también a nivel global junto con marcas como Audi o Lamborghini. Los que me conocen saben que como inversor no suele gustarme la industria del motor, y tengo mis motivos:

1º.- Tiene necesidades de fuertes inversiones en activos fijos de muy difícil liquidación posterior.

2º.- Sus Márgenes son muy bajos.

3º.- Alta necesidad de mano de obra, que además, suele estar fuertemente organizada.

4º.- Sector fuertemente cíclico, que sufre sobremanera en momentos de recesión o crisis económica.

5º.- Tiene una dependencia muy fuerte de gastos en marketing.

6º.- Aunque su inversión en i+D no es excesivamente alta, tampoco es muy baja.

No digo que no haya que invertir en la industria del motor, ni muchísimo menos. Simplemente pienso que hay inversiones que personalmente me resultan más interesantes. Sin embargo, Volkswagen es una empresa que me da toda la confianza como inversor, y os explicaré por qué:

1º.- Entiendo perfectamente cuál es su modelo de negocio y en qué mercados se están basando para su crecimiento.

2º.- Considero que tiene un equipo gestor que está haciendo las cosas bien, al menos por ahora.

3º.- Creo en la viabilidad a largo plazo del grupo. De hecho, estoy seguro que a mediados de este siglo será la primera empresa del sector por delante incluso de Toyota, otra empresa de automoción que también me gusta mucho (como inversor, sólo me interesan estas dos).

Espero y deseo muchos éxitos a Volkswagen en particular y a todo el sector en general, sobre todo para aquellos que producen en España, entre los cuales se encuentra la marca. España necesita una industria del motor fuerte y que exporte, en otras palabras, que exporte con fuerza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario